a propuesta parte de la significación de la calle del Prado, cuya propuesta de peatonalización trata de significar su papel como eje conductor entre las plazas de Santa Ana y las cortes, ambas recientemente intervenidas. En pleno corazón cultural y nocturno de Madrid, ésta propuesta pone en valor en éstas características del barrio. Constructivamente esto se significa con la pavimentación, que se realiza a un mismo nivel con el fin de favorecer la circulación peatonal y la accesibilidad. Se incorporan además bandas trasversales de granito que relacionan el diseño con el de la plaza que remata el eje. El convertirla en calle peatonal permite incorporar en la misma diversas especies de árbol de de pequeño o mediano porte organizadas por manzanas, gracias al mayor espacio ahora disponible para el peatón. La iluminación se sigue confiando a los elementos murales existentes, mejorando las lámparas actuales con el fin de no de varios escritores españoles vinculados en su vida al barrio como Cervantes, Lope de Vega, Quevedo y Góngora, que evocan su antigua presencia en este entorno urbano y se confunden, por su diseño, con los paseantes dentro de la calle. LAS LETRAS que identifican sus nombres se introducen también en piedra blanca apomazada como textos en la calzada junto a las esculturas y enfrente del ATENEO cuya señalización simboliza esta apuesta cultural. En el resto del ámbito del proyecto se diferencian dos tipos de actuación. Una correspondiente a las calles más estrechas en las que se realizan las obras de renovación de infraestructuras y materiales de acabado y otra en la calles más anchas como son las del Duque de Medinaceli, la calle Jesús o el tramo de la calle Cervantes incluido en la actuación, en las que se diseña una solución de calle en la que se une la ganancia de espacio peatonal con la disposición de plazas para aparcamiento de vehículos y de parada de taxis junto al Hotel Palace.Se disponen espacios para recogida de residuos reciclables y se adoptan medidas para favorecer la sostenibilidad como el reciclado en planta industrial de los materiales de demolición de las calles como hormigones y adoquines o el riego por goteo en el arbolado introducido y se introduce un tipo de adoquín de aspecto pétreo de menor nivel sonoro que el existente en el resto del Área.