El Museo Arqueológico Provincial de Ourense tiene su sede en el Antiguo Palacio Episcopal de Ourense, un edificio de 700 años de historia que ha sufrido sucesivas ampliaciones a lo largo de los siglos. La rehabilitación integral propuesta pone en valor las ruinas romanas recientemente halladas bajo los forjados románicos y góticos, conserva el jardín sur preexistente mediante una cubierta ajardinada que permite el acceso al edificio dando continuidad a las arcadas históricas preexistentes sin alterar el aspecto exterior, cubre los dos patios históricos para preservar el ambiente interior y sus elementos singulares, así como aumentar la superficie útil del museo, además de modificar las cotas de forjados para que este pueda ser accesible a personas con algún tipo de discapacidad. Entre los espacios más llamativos del proyecto se encuentra la zona de acogida, donde los arcos de Florencio Cerviño actúan de puerta de acceso al museo, aprovechando el jardín preexistente y desenterrando una ruina gótica que se muestra en una urna como una obra de arte. Otro espacio destacado es el que ocupan las escaleras colgadas entre la torre gótica y el palacio románico, núcleo de comunicaciones donde en un solo espacio a varias alturas comparten uso el recorrido expositivo, el acceso a oficinas y la preserva de ruinas preexistentes. Por último, los dos patios evocan la nobleza histórica de esos espacios envueltos con unas cubiertas ligeras de vidrio y acero, además de controlar la irradiación solar sobre éstos mediante la instalación de lamas verticales de acero cor-ten.