El proyecto de remodelación del entorno de la Plaza Mayor se inserta dentro de un ambicioso programa realizado por al Empresa Municipal de la Vivienda de Madrid dentro de las Áreas de Rehabilitación Preferente de Plaza Mayor y Calle Mayor, en las que, junto a la rehabilitación de los edificios existentes en el Área, se realiza una completa remodelación de las calles afectadas. Los planteamientos básicos consisten en la recuperación del espacio urbano para un uso preferentemente peatonal y de coexistencia y la eliminación del impacto producido por los accesos al aparcamiento subterráneo de la Plaza Mayor. El estudio de los condicionantes previos del proyecto desvela una degradación completa del espacio urbano en el tramo porticado de la calle Toledo y la calle de la Sal, una ocupación completa del espacio urbano por parte del automóvil en las plazas de la Provincia y Santa Cruz y una deficiente urbanización en la calle Mayor, impropia de su centralidad e importancia. Las propuestas primordiales del proyecto incluyen la reurbanización completa de la Calle Mayor, con una aumento importante de la anchura de las aceras y la introducción de arbolado de pequeño porte, la supresión de los accesos al aparcamiento subterráneo mencionados de la calle Toledo y Sal y la remodelación del existente en la calle Felipe III. La actuación de la calle Toledo se singulariza al avanzar la salida del aparcamiento hacia el Sur e incluir una nueva salida del mismo que sustituye a la anulada de la calle de la Sal. En la Cava de San Miguel y Cuchilleros se realiza una intervención cuyo objetivo es una recuperación de una imagen del viario mas adecuada a la valiosa edificación existente en el entorno.