La evolución del espacio urbano actual de la plaza de Ramales, se genera a partir de la adición del espacio perteneciente a la antigua plaza de San Juan y la demolición, en tiempos de José Bonaparte, de la Iglesia de San Juan Bautista, afectada por las demoliciones realizadas para el trazado de la plaza de Oriente. Los límites físicos actuales de la plaza son el resultado de la corrección de las alineaciones de las manzanas que definen la misma, realizadas a lo largo del siglo XIX, de la construcción de la manzana situada entre las calles Vergara y Lepanto y la construcción del llamado Colegio de la República en el siglo XX en la parte de la manzana definida por la calle Noblejas, la calle Requena y la propia plaza de Ramales.La iglesia de San Juan Bautista se erigió en el año 1212, y continuó transformándose durante siglos hasta que fue demolida entre 1810 y 1811, momento en el cual se llevó a cabo la ejecución de la plaza de Ramales, que sería terminada en el año 1984. Las primeras excavaciones arqueológicas se llevaron a cabo entre los años 50 y 60. La intervención llevada a cabo consiste en renovar las infraestructuras de la plaza, que será de uso peatonal, pero dejando la huella de la iglesia que en su día ocupó dicho espacio y coordinando la misma con el funcionamiento de un parking de residentes.