Se ha realizado una restauración integral del interior del Salón Real que ha significado la recuperación del espacio interior de dos salas unidas por arcos, que estaban tapiados, y las pinturas que decoran las bóvedas. Se han restaurado asimismo los pavimentos y acabados de muros y carpinterías.