El proyecto se encuentra al norte del centro histórico de Beijing, cerca del Estadio Olímpico construido con motivo de las olimpiadas de 2008. El uso propuesto para esta parcela, es mixto, incluyendo viviendas, espacios comerciales y oficinas, así como espacios públicos. El volumen principal, situado en la parte norte de la parcela, alberga viviendas en su parte superior y espacios comerciales en su basamento. Se plantea un segundo volumen en forma de torre para albergar oficinas en la esquina sureste de la parcela. El proyecto sufre una deformación en forma de abanico escalonado en las plantas del basamento de ambos volúmenes que caracteriza la propuesta. De este modo se consigue jerarquizar y marcar los accesos a los edificios, además de dotar de un carácter escenográfico al espacio verde público que queda entre estos.